Escuela de magia en Barcelona

por | 20 agosto, 2017

Cuando era pequeño creía que la magia era real y que los magos eran seres especiales con dones que les daban las hadas. Con los años uno aprende que todo eso forma parte de la preparación que recibe esa persona para convertirse en mago. Hay sitios donde se puede aprender a hacer magia, como tumago.com, una de las compañías de magia más prestigiosas de Barcelona.

Por supuesto que para ser mago hay que tener ciertos talentos innatos. Pero lo demás se aprende y perfecciona con el tiempo. Mientras más jóvenes sean los magos aprendices, mejor. Siempre es bueno aprender cosas desde temprano. Pero tampoco hay una edad límite para convertirse en un mago. Los magos deben ser personas rápidas y con mucha destreza en las manos.

Esto es muy importante, aunque también se adquiere con mucha práctica. Tienen que ser muy carismáticos. No solo se trata de hacer trucos, también deben encantar al público con su simpatía. Un mago debe ser capaz de atraer la atención de cientos de personas y dejarlas fascinadas a todas. En estos centros como tumago.com se puede aprender a hacer magia del mejor nivel y a encarar a cualquier tipo de público. Un mago con esta formación siempre tendrá trabajo.