¿A quien no le gusta un regalo hecho artesanalmente?

por | 19 agosto, 2017

¿A quien no le gusta un regalo hecho artesanalmente? por lo que cualquier objeto, prenda o vestuario de esta naturaleza manufacturada siempre será bien recibido, sobre todo una canastilla artesanal desde la misma vasija hasta el último ojal.

El término en sí deriva de los vocablos latinos “artis magnus” o arte con las manos, en directa referencia al método de composición de las piezas. Por lo que el empleo de tecnologías se reduce al mínimo o a lo básico tradicional. Pero la palabra artesano, o sea, el ejecutor de las obras, viene del italiano “artigliano”, que significa literalmente: que ejerce un arte mecánico.

El origen de la artesanía se emparenta con el surgimiento de la civilización humana misma, dado que esta se definió en mayor medida por la capacidad de los individuos para elaborar herramientas y objetos dinamizadores de sus actividades por la subsistencia, y luego por el empleo de estos por su puro valor simbólico en decoraciones.

La artesanía es parte de la tradición, del folclore de cada lugar, y se caracteriza por el empleo de materiales autóctonos o típicos de cada zona para fabricar los diferentes productos, también inspirados en motivos locales, de la cultura popular de cada comunidad.